Mostrar texto  

Candelaria del Monte es una estancia de 200 hectáreas a menos de dos horas de la Capital Federal en medio de la pampa argentina. Con siete habitaciones para huéspedes, ofrece una variedad de posibilidades que la hacen una opción imperdible para disfrutar del verdadero campo argentino.

El anfitrión y dueño, el artista plástico Sebastián Goñi, se ocupa de la increíble herencia familiar que ha remodelado con una visión ecléctica para aprovechar al máximo los espacios interiores en su entorno natural. Su ojo de artista ha llenado el lugar de detalles de decoración y diseño que lo hacen único y sus obras pueden encontrarse en diversos rincones de la casa y sus alrededores.

María Ángeles, junto a todo el equipo de Candelaria del Monte, se ocupan de malcriar a los huéspedes y asegurarse de que su estancia esté plagada de buenos recuerdos cuando vuelvan a casa. Los amistosos perros del lugar son la compañía perfecta para largas caminatas al atardecer y el visitante podrá planificar su día ya sea para el descanso absoluto o siguiendo cada una de las actividades típicas de un campo, desde el arreo de animales hasta largas cabalgatas recorriendo el lugar.